Ídolo ancoriforme de la Cova de la Barcella, Torremanzanas (Alicante). Es un famoso ídolo de hueso perteneciente a las colecciones del MARQ. Presenta una perforación en la parte superior y dos cortos brazos perpendiculares al cuerpo. Las extremidades inferiores se curvan hacia arriba, creando una silueta que recuerda a un ancla, de donde deriva su nombre.