Ver y tocar el MARQ


Desde su creación el museo dispone de una sala de “Ciencia y Arqueología” de 30 m2 con reproducciones de materiales arqueológicos y reseñas en braille. A lo largo de estos años se han añadido recursos para las personas ciegas tanto en la colección permanente como en el diseño de las exposiciones temporales.

Reconstrucción a escala natural de un barco mercante romano con su carga y aparejos y  ánforas en la sala de arqueología subacuática.

Lla textura de las paredes de una cueva en la sala de arqueología de campo.

La superposición de estratos con diferentes texturas en la sala de arqueología de campo.

La entrada principal al edificio donde se ubica el museo y las oficinas  dispone de dos rampas de acceso que disponen de pasamanos

Guías en Braille

Toda la exposición permanente del museo y las exposiciones temporales disponen de una guía Braille realizada en colaboración con el Centro de Recursos de la Once.

Paneles con explicaciones en Braille en los parques arqueológicos de la ciudad romana de Lucentum / Tossal de Manises y en La Illeta dels Banyets.

El museo dispone de un Plano Táctil en el acceso de entrada a las Salas de Exposiciones Temporales  que no solo facilita la orientación sino que además indica en braille la disposición de los recursos accesibles que se hayan utilizado.

Reproducciones, modelos 3d y maquetas

El visitante encontrará en las distintas salas maquetas y piezas reproducidas en 3 dimensiones para poder tocar y conocer sus formas a través de sus propias manos:

El museo dispone de la reproducción de una de las piezas arqueológicas más importantes de su colección “el báculo y la espada”, con un texto explicativo en braille en la sala de cultura romana del museo y en el yacimiento de Lucentum.

Audioguías

Los contenidos del museo se encuentra disponibles en audioguías que ofrecerán un recorrido adaptado por todas las salas del museo.

Diseño accesible

La distribución de las vitrinas y los recorridos de sala, siempre se tiene en cuenta la posibilidad de la asistencia al visitante de un perro guía, un bastón, o una silla de ruedas, de forma que se distribuyen las piezas de tal forma que exista espacio suficiente para la movilidad de estas visitas, y se permita a su vez un doble flujo de ida - vuelta en la sala.